miércoles, septiembre 27, 2006

Casa sostenible

Link interesante sobre una casa sostenible hecha en Madrid, España.

http://www.construible.es/noticiasDetalle.aspx?id=82&c=6&idm=10&pat=10

Lina Villamizar

lunes, septiembre 25, 2006

El Bambu Como Fibra Textil

El bambú es un tipo de fibra de celulosa regenerada, obtenida de la materia prima de la pulpa de bambú. Esta pulpa se refina a través de un proceso de hidrólisis-alcalinización y un blanqueado, obteniendo la fibra.


Esta fibra tiene alta durabilidad, estabilidad y tenacidad y el grado de finura y blancura es similar a la viscosa clásica.


Además su capacidad de resistencia a la abrasión, permite una correcta y fácil hilatura, pudiendo hilarse sola o en mezclas con otras fibras (algodón, yute, Tencel, modal,…) y es totalmente biodegradable.


El bambú presenta unas funciones antibacterianas particulares y naturales (70% de eliminación de bacterias) y antiolores intrínsecas a la fibra, incluso tras 50 ciclos de lavado.

Paola Medina

El Bambu Como Fibra textil

Sustratos textiles Inteligentes

La ciencia está invirtiendo millones de dólares en crear productos cada vez más saludables. Ya existen fibras modificadas genéticamente, pero en un futuro no muy lejano habrá prendas para protegerse de todo tipo de enfermedades y hacer más cómoda nuestra vida cotidiana Ni George Lucas, el creador de La guerra de las galaxias, imaginó que una remera sería capaz de aliviar el dolor de cabeza, que un corpiño podría medir la presión arterial, o que se inventarían pijamas con somníferos incorporados en la tela. Apenas comenzado el siglo, la tecnología textil tiene pruebas de sobra para demostrar que sus ambiciones son mucho más pretenciosas que en las películas de ciencia ficción. En un futuro no muy lejano, ponerse un termómetro bajo el brazo, tomar una aspirina con un vaso de agua o ponerse repelente para los mosquitos serán trámites de la prehistoria para quienes puedan comprar ropa inteligente. Porque mientras la pobreza mantiene a algunos descalzos, la ciencia invierte cada año millones y millones en desarrollar ropa más cómoda, más linda y sobre todo más saludable. La revolución comenzó cuando la industria textil descubrió que la fibra con la que se fabrican las telas se podía modificar genéticamente y así consiguió que en su estructura se incorporaran, por ejemplo, componentes de la farmacológica. ­Muy pronto, además de vestirnos, la ropa nos ofrecerá otros servicios como ser energizante o protegernos contra enfermedades o microbios ­dijo desde Francia el diseñador francés Oliver Lapidus, heredero de la mansión Ted Lapidus y creador de ropa con placas solares, fibra de vidrio y tejidos con algas. Cada año, la industria textil crea unos 2000 nuevos materiales que después alimentan el mercado de la indumentaria. Japón es el principal productor de telas especiales y el dueño de los cinco laboratorios más importantes donde se investigan nuevos materiales. Estados Unidos y Suiza lo siguen en el ranking. Y la Argentina, aunque no puede consumirla internamente, también tiene su industria. Mariano Segundo es el dueño de Textiles Antimicrobianos, una Pyme argentina que después de siete años de investigación comenzará a producir telas para proteger la cama de personas con incontinencia urinaria (ver aparte). ­En el país no se invierte mucho en telas inteligentes por una cuestión económica, pero seguimos muy de cerca lo que ocurre internacionalmente para poder asesorar a los industriales locales ­explica Patricia Marino, directora del Centro de Investigaciones Textiles del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Contra rayos y alergias Entre los últimos desarrollos mundiales de la tecnología textil se encuentran las telas antiácaros, que previenen contra los minúsculos arácnidos que se encuentran en el polvo hogareño y que pueden provocan alergias respiratorias. Las grandes cadenas hoteleras ya comenzaron a usar estas telas en colchones, alfombras, sillones y sábanas. En Estados Unidos y algunos países europeos, antes se podía elegir el talle, color, modelo y largo de los jeans Levi¹s. Pero ahora también se puede pedir un pantalón que proteja contra las radiaciones electromagnéticas que emiten los teléfonos celulares, las computadoras y otros aparatos de uso cotidiano. Confeccionadas con una tela que se llama coolmax, hay medias que no permiten que los pies que las usan transpiren y así se evita la proliferación de bacterias que causan olores desagradables. Cuando las temperaturas son altas, la tela expulsa la humedad de la piel hacia una capa externa de la tela donde se evapora rápidamente. Para el invierno, las primeras capas de estas medias se fabrican con tejidos termas, thermastat o termolite, que conservan la temperatura corporal. El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), uno de los centros más importantes de investigación textil, está trabajando en vestidos para diabéticos, que por medio de sensores podrán medir el nivel de glucemia presente en la sangre de quien los usa, sin necesidad de pinchazos. Las fibras con aspirina, somníferos, vitaminas, calmantes o antibióticos en su interior también están desarrolladas y su uso se está testeando en el mundo de la medicina. La fiebre de la muselina La revolución de las telas comenzó en 1890, cuando algunos higienistas plantearon la importancia de que la ropa jugara en favor de la salud. Para entonces, muchas mujeres ya habían muerto víctimas de la moda: en 1803, cuando estaban de moda los vestidos de muselina (una tela fina, que se usa para vestidos elegantes) miles de mujeres murieron debido a una epidemia de tuberculosis por estar desabrigadas. Aquel brote se conoció como fiebre de la muselina y fue un triste escarmiento para la coquetería femenina. Ahora el mundo camina hacia la funcionalidad y la salud. ­En este siglo, la ideología dominante es la del cuidado de la salud y del planeta. Cuando esto se cruza con el desarrollo de la informática y la tecnología, surgen nuevos materiales textiles que están manipulados en su estructura molecular ­explica la socióloga especializada en vestido, Susana Saulquin. Los nuevos desarrollos de la industria textil pueden utilizar la tela como una pastilla, incorporando en la fibra la misma sustancia que se emplea en los remedios. Estos desarrollos están en un momento de enfrentamiento con la industria farmacéutica, pero avanzan a paso sostenido. ­No se trata de una tendencia masiva porque no estamos en una época de masividad ­aclara Saulquin­ y todavía no hay conciencia de lo que se puede llegar a obtener con el desarrollo tecnológico de la industria textil. Todavía estamos en la prehistoria de los materiales inteligentes. Una de las críticas que se le hace al desarrollo de estas telas es que se destinan sumas enormes de dinero para un mercado al que sólo podrán acceder algunos. Y una de las preguntas que se hace la moda es: ¿cuándo las telas inteligentes se instalarán en el mercado? Según Saulquin, serán más accesibles alrededor de 2020.

Texto: Valeria Burrieza
http://enlaceweb.net/pipermail/interlink/2003-April/000972.html

Paola Medina

La belleza de los productos sostenibles

Los productos de "belleza total" son la fuente de todos los problemas medioambientales. Aspectos fundamentales tales como la polución, la deforestación, la desaparición de especies y el calentamiento global son efectos colaterales de las actividades que proporcionan a los consumidores comida, transporte, techo, ropa y un sin fin de bienes de consumo en el mercado actual. Los aspectos ecológicos y sociales se hacen más importantes que nunca y un nuevo y vital rol se abre al diseño.
Muchos productos bonitos presentan una cara oculta menos agradable, en general desconocida por el consumidor y a menudo imperceptible también para el diseñador. Este espacio en la red revela estos impactos medio ambientales y sociales mostrando como pueden ser diseñados de forma que se creen como productos de "belleza total". Los productos sostenibles son en definitiva los más beneficiosos para las personas, el planeta en su conjunto.
La mayoría de los diseñadores prestan atención a la forma y funcionalidad pero en contadas ocasiones lo hacen al proceso de fabricación, es decir a como se hacen los productos. Precisamente en la fabricación es donde se producen la mayoría de los impactos ambientales y sociales, produciéndose el daño tanto por la extracción de las materias primas como por la polución debida a los procesos de transformación. Existe por lo tanto la noción de responsabilidad del productor. Los productos no desaparecen al ser vendidos. Todos los productos mueren eventualmente cuando llega el final de su vida útil, pero ¿dónde van a parar después?
Los diseñadores y consumidores con criterio empiezan a mirar más allá de la apariencia, reconociendo por ejemplo que una silla puede parecer bella, pero ¿realmente un producto puede representar la genialidad humana si se fabrica utilizando medios que polucionan o explotando a los trabajadores?. La "belleza total" de las soluciones que vamos a presentar se extiende a procesos de reciclaje elegantes, flujos de energía eficientes, y materiales tan seguros que podrían ser comidos.
Este libro presenta un marco simple y radical para la sostenibilidad. El protocolo cíclico | solar | seguro es fácil de entender para comprender la naturaleza de los productos y como pueden ser más sostenibles.
Es rápido y fácil de usar tanto si está diseñando un producto como si está considerando comprarlo. Los aspectos ambientales son complejos y puede parecer difícil comprenderlos. Las aproximaciones presentadas en este libro, fruto de las lecciones aprendidas durante muchos años en cientos de innovaciones a productos nos permiten aproximarnos con éxito al reto del diseño sostenible.
Mientras que algunas pocas empresas realizan largos y costosos estudios sobre el ciclo de vida de sus productos, nuestras investigaciones sobre lo que actualmente realizan es muy revelador. De 50 productos examinados, más del 99% utilizaban solamente 24 principios innovadores básicos. Por lo que a pesar de la complejidad involucrada en comprender los impactos ambientales de un producto, existen pocas vías para la innovación, y la mayoría de ellas garantizan una mejora en el rendimiento ambiental.
Productos de aspecto inocente amenazan el entorno
Puede parecer sorprendente, pero la mayoría de los problemas medioambientales son ocasionados por efectos colaterales no intencionados en su proceso de fabricación, uso y desecho. Solo un estudio en profundidad nos revela los problemas medioambientales que ocasionan. Más de 30 toneladas de desechos son producidas por cada tonelada de producto que llega al consumidor. Y el 98% de estos productos que llegan al consumidor final se tiran a los 6 meses. El proceso en su totalidad tiene una eficiencia del 2% en términos puramente energéticos.
Hasta la fecha se ha mejorado mucho. Se han gastado millones en limpiar la industria y las leyes son cada vez más estrictas. Pero, ¿estas medidas son suficientes?, la respuesta es claramente no, dado que el entorno es actualmente un verdadero caos. La "polución legalizada" es el problema, se permite que las empresas contaminen el aire y el agua mientras que no sobrepasen un determinado límite. Se acepta legalmente que polucionemos el aire cuando conducimos nuestros coches. Que esto sea legal no significa que esté bien.
Muchos problemas ocasionados por la fabricación de las materias primas y las consecuencias ambientales son paliados al final del proceso mediante equipos de limpieza costosos. La vía más elegante y efectiva es diseñar el proceso desde el principio. Tal y como comenta el arquitecto verde Bill McDonough "la regulación es el síntoma de la carencia de diseño".
Mientras se han producido considerables mejoras en el rendimiento ambiental en "aspectos usuales" tales como el papel reciclado y el detergente el polvo concentrado, debemos expandir nuestros horizontes radicalmente y comenzar a examinarlo todo, desde los clubes de golf hasta los pomos de las puertas pasando por los lápices de labios.
El diseño es la clave
Seamos o no conscientes, el diseño de productos y procesos es el factor clave del impacto ambiental. Los ingenieros y responsables medioambientales en las empresas pueden reducir una emisión aquí o reducir el consumo de agua allá, pero existen unos límites claros a la mejora que se puede realizar siguiendo este criterio. El diseño es el punto de intervención clave para conseguir mejoras radicales en el rendimiento ambiental de los productos -- ¡y de todos sus derivados también!. Un resumen de Arthur D Little del año 1999 reveló que el 55% de los directivos senior de la industria señalaron el diseño como el mecanismo menos importante para conseguir la sostenibilidad. Los productos sostenibles son por definición aquellos que son totalmente compatibles con la naturaleza en todo su ciclo de vida.
Por ejemplo, los materiales son realizados dentro de un ciclo continuo, la energía utilizada para fabricarlos no genera venenos persistentes en el agua o aire. Algunos productos sostenibles pasar a formar parte de los ecosistemas, tales como las fibras vegetales que son cultivadas y posteriormente utilizadas para los embalajes. Al final del ciclo de vida del embalaje el material es compostado y devuelto a la tierra una vez más. El aluminio reciclado, obtenido de las llamadas "minas urbanas" o "minas de superficie", con este material se puede fabricar una excelente y ligera carrocería de coche. El aluminio se funde utilizando energía de la biomasa o energía hidroeléctrica a pequeña escala, es recogido y rehusado al final de la vida útil del vehículo.
Algunos diseños no afectan demasiado al entorno. Es el caso del cepillo dental Starck, tiene una forma atractiva, pero se fabrica de la misma forma que el resto de los cepillos y no es ni mejor ni peor que el resto de ellos en términos ambientales. Ahora bien, si en el diseñador hubiera decidido cromar el mango, hubiera sido mucho más perjudicial para el entorno, dado que el cromado es muy polucionante. El diseñador sostenible hubiera ideado la forma de diseñar un cepillo atractivo tal y como lo hizo Philippe Starck, pero habría tenido en cuenta también los aspectos sociales y ambientales. Esto significa hacerlo de forma reciclable o quizás utilizando materiales más duraderos como la cerdas naturales en vez del naylon. Este ejemplo particular es examinado con más detalle en el libro.
Todos los nuevos productos deben ser diseñados de forma sostenible, pero los diseños existentes deben ser revisados. Diego Masera es un diseñador que desarrolló una nueva silla para fabricar en pequeños talleres en Méjico. Utilizó una cuarta parte de la madera y dado su diseño y estética se vende por el doble que un diseño convencional. Esto conlleva a una menos presión en los bosques locales, que actualmente están siendo sobre explotados.
Nos queda un largo camino por andar. Solo un de cada diez mil productos en el mercado actual podría ser señalado en términos de buena eficiencia medioambiental. La sostenibilidad es inevitable - se trata de quien será el primero en llegar a la cabeza de playa. Algunas empresas están dando los pasos estratégicos en una línea de negocio de trillones de dólares en los próximos cinco años.

¿ Por qué preocuparse?
Si has leído hasta aquí, probablemente reconocerás la importancia de desarrollar mejores productos. Pero hay barreras que superar, si bien las soluciones técnicas son fáciles de implementar. Las principales barreras algunas actitudes tales como:
"Ayudar a la conservación de entorno parece ser más costoso"
"como diseñador no puedo hacer mucho"
"Si es tan bueno ¿ cómo es qué no se ha hecho hasta ahora?", y
"A los consumidores les importa un bledo el medio ambiente".
En general, los beneficios comerciales del diseño sostenible son:
• Productos más atractivos.
• Sostenibles.
• Menor coste al consumidor tanto para el uso como para el desecho.
• Mayor valor para una cantidad dada de materia prima.
• Se puede vender el producto dos veces.
• Se puede vender el desecho.
• Se puede vender más del producto fabricado.
• Nuevos productos e ideas de diseño.
• Nuevos modelos y direcciones de negocio.
• Mejor colonización de nuevas áreas de servicio y producto.
Costes reducidos y mayores márgenes de:
• Productividad mejorada de los materiales
• Menor coste energético que incluso la gasolina gratuita.
• Menor coste derivados de la manipulación de materiales peligrosos y sus seguros correspondientes.
• Menor coste de monitorización de la polución.
• Mejor control numérico y operacional.
• Menor coste por tratamiento de desechos.
• Ahorros por operar en entornos de trabajo más seguros.
• Menores costes de embalaje.
• Productos más seguros y con menor responsabilidad asociada.
Otro beneficio del pensamiento medioambiental es que se trata de una fuente abundante de innovación. Los desarrolladores de productos se están quedando sin ideas -- casi todos los nuevos productos son refinamientos de otros ya existentes -- el ordenador portátil, el coche más aparente, la pantalla de TV más grande, y demás. Cuando la enorme fuerza de la nueva economía digital y el asombro de la conexión universal solo puede ofrecer neveras que te alertan cuando se ha acabado la leche, sabes perfectamente que los productores están buscando dirección. La sostenibilidad puede ofrecer esta nueva dirección.
La sostenibilidad es inevitable - se trata más bien de quién llegará a ello primero.
Lecciones simples aprendidas de la Naturaleza
Muchas mejoras ambientales provienen simplemente de una mejora de la eficiencia -- si utilizas una lavadora que consume menos electricidad, se quemará menos combustible en la planta generadora disminuyendo por tanto las emisiones y la polución. La misma idea se aplica al uso de materiales -- menos metal significa menos minería y así sucesivamente. Este concepto, conocido como "eco-eficacia", es muy popular quizás por el hecho de que la realización de un trabajo empleando menos energía o materias primas significa que de alguna manera hay una reducción de costes así como una mejora medioambiental.
En todo caso existen límites tecnológicos y termodinámicos para el ahorro que en cada caso se puede alcanzar. Algunas empresas consiguen mejoras entorno al 2%, y usan por ejemplo 98 unidades de energía para la realización del trabajo en vez de las 100 que solían utilizar. En un mundo cada vez mas poblado esta mejora no resulta suficiente, y no ofrece una mejora competitiva significativa --la visión general es que debemos reducir la energía y las materias primas consumidas en un 90%, es decir por un factor de 10. Esta aproximación de "factor de diez" es importante y constituye un reto vital, pero no es suficiente por si mismo.
No es suficiente para ser eco-eficiente. Adoptando solamente la ruta de los eficiente, somos como el Titanic con motores con consumos eficientes -- si, se emite menos humo por los escapes, pero todavía estamos encarando el iceberg...
La vida en la Tierra ha estado presente durante miles de millones de años (3.8 millones para ser exactos), y tiene unos cuantos trucos que ofrecernos. Si aprendemos de la naturaleza y cambiamos la calidad de la energía y materias primas que usamos, entonces podemos acercarnos a ser totalmente sostenibles. Por ejemplo, si utilizamos energía solar, no existe ningún tipo de impacto ambiental, por lo que podemos utilizar toda la que queramos o podamos permitirnos.
Otra idea importante es que los flujos de las materias primas en la naturaleza tienden a ser cíclicos, por lo que nunca te puedes quedar sin recursos. Reciclando mas minerales podemos mimetizar el comportamiento de la naturaleza. Y obviamente utilizando materias primas que han sido cultivadas es también un buen principio de funcionamiento -- actualmente existen plásticos de altas prestaciones y alta tecnología fabricados a partir del maíz así como biocomposites de matera y soja entre los que podemos elegir.
Es muy factible realizar la producción en masa utilizando los protocolos básicos seguidos por los sistemas naturales. Existen cinco requisitos de diseño para los productos sostenibles. Los tres primeros mimetizan los protocolos utilizados por los ecosistemas de las plantas y animales:
Cíclico: El producto esta realizado a partir de materiales orgánicos, es reciclable o compostable, o esta realizado a partir de minerales que se reciclan constantemente en in ciclo cerrado.
Solar: El producto utiliza energía solar u otras formas de energía renovable con la característica de que es cíclica y segura, tanto en su uso como en la fabricación.
Seguro: El producto no es tóxico en su uso y desecho, y su fabricación no involucra emisiones tóxicas ni afecta al ecosistema.
El cuarto requisito se basa en la necesidad de maximizar la utilización de recursos en un mundo finito:
Eficiencia: La eficiencia en la fabricación y en el uso se mejora en un factor de 10, con lo que se requiere un 90% menos de materiales, energía y agua que aquellos productos fabricados en 1990.
Y la quinta reconoce que todas las empresas tienen un impacto en las personas que trabajan para ellas y las comunidades en las que operan:
Social: El producto y sus componentes y materias primas son fabricados en condiciones justas para los trabajadores involucrados y las comunidades locales.
Para un producto dado, es posible cuantificar cada uno de estos requisitos de uno a 100 y esta información puede ser plasmada en un logotipo simple, o puede ser representado mediante texto como un índice estadístico vital: 50|30|90|40|10.
Tenemos los elementos técnicos para construir un sistema industrial sostenible al 100% en casi todas las áreas - muchas de las tecnologías de las materias primas de un futuro sostenible ya existen , y únicamente unas pocas requieren mejoras significativas, especialmente en el caso de la electrónica y la manufactura de los microchips.
El objetivo de un diseño sostenible es simple - hacer que todos los productos sean 100% cíclicos, solares y seguros.
El diseño de producto sostenibles no es conceptualmente difícil. Habiendo analizado mas de 500 productos, encontramos que el 99% de todas las innovaciones ambientales utilizan uno o más de estos diez principios:
1. Mentalidad cíclica.
El producto se vuelve más cíclico utilizando metales reciclados, cristal o plástico, o convirtiéndose en más reciclable, o ambas. Ejemplo: La chaqueta de vellón de Patagonia Synchilla de poliester reciclado.
2. Crecimiento cíclico.
El producto se vuelve más cíclico cuando hace uso de materias primas cultivadas tales como la madera, piel y lana, o convirtiéndose en más bioamigale, o ambas. Ejemplo: Bicicleta de bambú.
3. Energía alternativa en su uso.
El producto vuelve más solar por la utilización de una energía renovable, algunas veces por el uso de energía eléctrica foto-voltaica. Ejemplo: Cepillo dental de relojería.
4. Energía alternativa en fabricación.
El producto se vuelve más solar por la utilización de una fuente de energía renovable en el proceso de fabricación. Ejemplo: champú Urtekram fabricado en una fábrica con energía eólica.
5. Materiales sustituibles.
El producto se vuelve más seguro como resultado de la sustitución de materiales o componentes tóxicos por otros más seguros. Ejemplo: Nevera de propano de Greenfreeze.
6. Fuentes solidarias.
El producto se vuelve más seguro en el sentido de la preservación del hábitat, y también más social, obteniendo las materias primas de fuentes solidarias o de bajo impacto ambiental tales como los bosques aprobados por el FSC. Ejemplo: Atún capturado preservando los delfines y albatros.
7. Utilidad
El producto se vuelve más eficiente proporcionando una mayor utilidad al usuario, tales como productos multifunción o productos alquilados. Ejemplo: Herramienta 4 en 1 de Black & Decker.
8. Durabilidad.
El producto se vuelve más eficiente en el uso de materiales si son más duraderos. Ejemplo: Spacepen Millennium II contiene tinta para toda la vida.
9. Eficiencia
El producto se vuelve más eficiente en la utilización de energía, agua y materiales, tanto en la fabricación como en su uso. Ejemplo: Silla inflable de SoftAir.
10. Bio-todo.
El producto se vuelve más cíclico, solar y seguro como resultado del uso de organismos vivis o técnicas bioquímicas. Ejemplo: Algodón coloreado naturalmente de Foxfibre.
Al margen de todo el complejo análisis del ciclo de vida que hace la gente, existen relativamente unas pocas opciones abiertas a los desarrolladores de productos. Esto significa que es probablemente más fácil de los que la gente piensa incorporar innovaciones ambientales.
Los que parece radical hoy será lo normal mañana. La reconversión al 100% sostenible no es solo posible, sino que puede ser una realidad en el 2100, y nos facilitamos la capacidad de rediseñar todos los productos para que sean 100% cíclicos, solares y seguros.
Los otros beneficios de los "10 pasos" es que pueden ser fácilmente aprendidos. Mediante nuestros cursos on-line. Estaremos dando los primeros pasos para convertirnos en diseñadores sostenibles. ¡Buena suerte!.

http://www.biothinking.com/intro-es.htm

Paola Medina

Reciclar y reulilizar

Que es reciclar y que reutilizar?

Reciclar

Reciclaje es un término empleado de manera general para describir el proceso de utilización de partes o elementos de un artículo, tecnología, aparato que todavía pueden ser usados, a pesar de pertenecer a algo que ya llegó al final de su vida útil.
Reciclar es por tanto la acción de volver a introducir en el ciclo de producción y consumo productos materiales obtenidos de residuos. Por ejemplo, reciclar un ordenador significa que, o bien sus partes o las materias primas que forman sus componentes vuelven a emplearse en la industria de fabricación o montaje.
También se refiere al conjunto de actividades que pretenden reutilizar partes de artículos que en su conjunto han llegado al término de su vida útil, pero que admiten un uso adicional para alguno de sus componentes o elementos.
Al proceso (simple o complejo, dependiendo del material) necesario para disponer de estas partes o elementos, y prepararlos para su nueva utilización, se le conoce como reciclado.
La producción de mercancías y productos, que hace crecer el consumo y como consecuencia el aumento de desechos de diverso tipo —algunos de los cuales no pueden simplemente acumularse o desecharse, pues representan un peligro real o potencial para la salud—, ha obligado a las sociedades modernas a desarrollar diferentes métodos de tratamiento de tales desechos, con lo que la aplicación del reciclaje encuentra justificación suficiente para ponerse en práctica.
En una visión ecológica del mundo, el reciclaje es la tercera y última medida en el objetivo de la disminución de residuos; el primero sería la reducción del consumo, y el segundo la reutilización.
Tanto el término como sus actividades se han vuelto de dominio público y se aplican en muchas áreas productivas, económicas, sociales e incluso políticas y humanas.

Hay diferentes clases de residuos
DE ACUERDO AL LUGAR DONDE SE PRODUCEN:
Hospitalario: puede estar seriamente contaminado y de ser quemado en hornos especiales llamados incineradores, los que deben cumplir ciertos requisitos técnicos para no contaminar o enterradas en sitios aislados (entierro sanitario selectivo).
Urbano: es la que se produce en la ciudades, por la poda de arboles a los restos de césped cortados. También se le agrega cajas, cartones, icopor, los restos de alimentos etc.
Rural: el campo produce menos basuras, pero el campesino va a la ciudad y vuelve con los adelantos de la tecnología, agro tóxicos y los abonos químicos, que producen contaminación al medio.
Nuclear: tan peligroso que el hombre jamás podrá adaptarse a ella. Es la que se produce por la actividad de las usinas nucleares entre otros usos de la energía nuclear.
Industrial: altamente contaminante. Los desechos que se producen, se deberían colocar en piletas de decantación y depuración antes de largarlos a los causes hídricos.
Domestica: es la que produce el hombre todos los días. En Asunción se calcula un kilo de basuras por persona al día.



Biodegradable: restos de alimentos, telas, restos de cascaras, papeles, cartones ramas de hojas, césped.
No biodegradable: vidrios, latas, plásticos, hierros, cerámicas.
Tóxicos: restos de pinturas, pilas, limpiadores, disinfectantes, restos de medicamentos.
No reciclados: papel higiénico, pañales desechables, restos higiénicos o curitas.
Estos desechos pueden contener vestigios o cantidades mayores de materia primas, productores acabados o cualquier materia química subsidiaria utilizada en los procesos. Generalmente la composición de contaminante descargado por una industria específica solo puede determinarse mediante un minucioso análisis de su afluente.
Así el contenido a causa del agua del mar es de 96,5% del total, de las aguas domesticas 99,9%, y del los río 99,95%.

Reutilizar
Reutilizar es la acción de volver a utilizar los bienes o productos. La utilidad puede venir para el usuario mediante una acción de mejora o restauración, o sin modificar el producto si es útil para un nuevo usuario.
En una visión ecológica del mundo, la reutilización es el segundo paso en la acción de disminución de residuos, el primero es la reducción, el tercer y último paso es reciclar. Al contribuir a la reducción de producción de nuevos bienes que demanden recursos naturales y energía, la reutilización contribuye a mejorar el medio ambiente.
Reutilizar es dar nuevo uso a un bien o producto

Paola Medina

Tejidos Inteligentes

Este articulo nos abre los ojos hacia nuevas tecnologias aplicadas a los textiles, es interesante y enriquecedor saber como es6ta evolucionando la tecnologia textil.

Los tejidos inteligentes, la ropa del futuro
Hoy Technology Review del MIT publica un artículo sobre tejidos interactivos. Desde hace tiempo los avances tecnológicos permiten implantar microchips electrónicos dentro de tejidos para desarrollar telas capaces de cambiar de color, emitir y recibir ondas de radio, o actuar como un teclado.

Son muchos que opinan que la integración de la tecnología con los tejidos tiene enorme potencial y que poco a poco empezarán a salir al mercado ropa, cortinas, sillones, persianas, papel para las paredes..... inteligentes. Por ejemplo una pionera de esta técnica, Maggie Orth, fundador, presidenta y única empleada de International Fashion Machines, acaba de crear una tela que cambia de color. Los tejidos contienen fibras que mueve colores cuando unos controles electrónicos les calientan. También ha inventado una "chaqueta musical", una prenda que tiene un teclado musical electrónico que se puede tocar apretando parte del bordado, y un vestido de noche con luces que brillan al paso de la mujer que le lleva.

Según Orth, un día nuestra ropa no solo cambiará según la temperatura exterior, también podrá contener todo un sistema complicado de comunicación que permita llamar a personas tal como hacemos ahora con un teléfon


Paola Medina

diseño verde y diseño sostenible

Diferencias del diseño verde y desarrollo sostenible

Este es un articulo que trata las diferencias de desarrollo sostenible y diseño verde, las cuales no siempre están muy claras, me parece necesaria entender cuales son sus significados para empezar a enfocarnos en nuestro tema.

El diseño verde /green no es igual que diseño sostenible, aunque puede ser un subconjunto de él. La reducción de consecuencias para el medio ambiente es una meta digna y una disciplina importante, pero está a menudo lejos de esforzarse para lograr la compatibilidad con el ambiente. El diseño sostenible implica una metodología de diseño que emerge, una que se esfuerce entender el sistema en el cual una edición particular existe antes de procurar solucionarlo. Desemejante apenas de alrededor de cada otra disciplina del diseño, con diseño sostenible, el producto final no se determina de antemano. Algo, podía ser un producto, un pedazo o una campaña de la comunicación, una iniciativa de la política, un edificio, un sistema del servicio del producto, etc. El diseño sostenible es también una disciplina que, además del ambiental, se esfuerza reconocer por lo menos las ramificaciones sociales y económicas de un proyecto también.

Desarrollo sostenible
La sostenibilidad persigue lograr el equilibrio justo entre la actividad económica, la sociedad y el medio ambiente.

El diseño sostenible constituye una herramienta común a todas nuestras disciplinas de ingeniería, desde las estructuras hasta la envolvente exterior, pasando por las instalaciones o el planeamiento. Si se trabaja en equipos multidisciplinares, donde las disciplinas se interrelacionan para cumplir los criterios de funcionalidad y sostenibilidad definidos en el diseño, se puede llegar a un muy buen resultado.

domingo, septiembre 24, 2006

diseño de textiles ingeniosos

Textiles ingeniosos: Una ingeniosa iniciativa de Suecia
Por Stefan Geens, escritor independiente
En un día de crudo invierno sueco, es imposible, con los guantes puestos, hacer una llamada desde el teléfono móvil. Si uno se los quita, le resulta muy desagradable. ¿Tendrá solución ese dilema?



Guante y teléfono a la vez: una solución para temporadas frías. Imagen: prototipo de Lena Berglin.

Sin duda. Un diseñador sueco ha ideado un guante con altavoz incorporado al dedo índice y un micrófono en la muñeca. El guante se conecta directamente con el teléfono y es activado por movimientos de la mano. Uno habla acercando el guante a la cabeza, tal como lo hace con un teléfono. Y si son dos las personas que llevan guantes de ese tipo, pueden incluso intercambiar números dándose la mano.
Este prototipo, diseñado por Lena Berglin en la Swedish School of Textiles [Escuela de Diseño de Textiles de Suecia], es sólo un ejemplo de lo que ocurre cuando las nuevas tecnologías se aplican a las telas: el resultado son las telas ingeniosas, un componente aún joven, pero en rápido crecimiento, de la industria textil.
¿Qué son los “textiles ingeniosos”?
El término define un campo que aún está en ciernes. Desde un comienzo, esa investigación se ha desarrollado por la necesidad de proteger a los humanos en condiciones extremas, por ejemplo, a los soldados en el campo de batalla o a los astronautas en el espacio. Muchos de esos adelantos tempranos se han logrado en EE.UU., pero ya hay en todo el mundo investigadores que contribuyen con innovaciones, aplicando nuevas tecnologías al desarrollo de tejidos que también permitan detectar cambios en el entorno y reaccionar a ellos. Los textiles ingeniosos pueden darles autonomía a los pacientes de hospitales, digamos, cuando sus señales vitales son transmitidas por vía inalámbrica. La indumentaria de protección de los bomberos puede enviar información sobre temperaturas y gases.
En Suecia hay, principalmente, dos instituciones que están impulsando las directrices para los textiles ingeniosos: el RE:FORM Studio del Instituto Interactivo de Gotemburgo, en el sureste de Suecia, y la Swedish School of Textiles de Suecia, en la Escuela Superior de Borås, cerca de Gotemburgo.




Abrazando una almohada interactiva las relaciones a distancia se hacen más llevaderas. Foto: Johan Redström, Instituto Interactivo.
Jonas Redström, jefe del proyecto IT+Textiles [Tecnología de la información y textiles] de RE:FORM, dice: “Desde el comienzo, el diseño ha sido impulsado en gran parte por nuevos materiales que van llegando y hacen posibles las innovaciones.” En opinión de Redström, la combinación de tecnología de la información con textiles abre una oportunidad semejante. “Podemos obtener objetos de nuevo tipo, una estética nueva.”
Los proyectos del Studio se proponen lograr justamente eso y han tenido cierto éxito en fase aún temprana: algunos de ellos fueron seleccionados para incluirlos en la celebrada Wired NextFest de EE.UU., en junio de 2005: una exposición que destaca futuras tendencias.
La cortina energética
Usando una tela que contenga tanto materiales colectores solares como emisores de luz, RE:FORM ha logrado desarrollar una persiana que reacciona al ciclo diario de la luz solar. Un lado de la persiana almacena luz solar durante el día, mientras que el otro la emite de noche. El invento no sólo contribuye a conservar energía, sino que fomenta entre la gente la consciencia de ahorrarla haciendo más patente el proceso. A juicio de Redström, la cortina energética podría empezar a producirse pronto.


Es muy probable que la cortina energética que conserva la luz solar se comercialice pronto. Foto: Johan Redström, Instituto Interactivo.
Telecomunicación entre almohadas
Al oprimir una almohada en un lugar del planeta, empieza a brillar otra que se encuentra en los antípodas. En el aspecto emocional, esto permite que la gente exprese anhelo o cariño a distancia. En el tecnológico, las almohadas están conectadas a Internet, y son unos cables minúsculos electroluminiscentes incorporados al tejido los que reaccionan resplandeciendo cuando se oprime otra almohada a gran distancia.
Redström dice que ambos proyectos apuntan a los dominios en que los textiles ingeniosos florecerán en un futuro cercano. “Creo que en este momento la investigación de textiles ingeniosos se orienta principalmente a las aplicaciones técnicas.” Pero esa tendencia cambiará. “Opino que hay un enorme potencial en la vida cotidiana, por ejemplo, en los muebles, la ropa, etc.”
Teoría y práctica
En el Centro de Investigación de Textiles de la Swedish School of Textiles, el enfoque de las telas ingeniosas es, fundamentalmente, como lo describe Lars Hallnäs, profesor de Diseño de interacción, “una investigación de diseño basada en la práctica; una combinación de trabajo práctico de diseño experimental y reflexión teórica”. Un excelente ejemplo de esa investigación es el guante-teléfono móvil de Lena Berglin. “El desarrollo de un producto de ese tipo se convierte en instrumento para plantear cuestiones de investigación más general”, dice Hallnäs.
Para Marion Ellwanger, profesora de diseño de textiles en la Swedish School of Textiles de Suecia, el éxito del diseño de textiles ingeniosos radica en su orientación a la gente. “Las necesidades de los seres humanos se sitúan en el centro de nuestras concepciones.” Sin embargo, esto no significa que las posibilidades se limiten a la ropa. “Los textiles ingeniosos no sólo sirven para decorar casas y personas. Las telas son flexibles, fuertes y livianas. Podemos usarlas como material en lugar de los metales y la piedra, por ejemplo, en el ramo de la construcción.”
El Centro colabora con empresas para lanzar al mercado los proyectos de investigación que tienen éxito. Pero sus diseñadores no se limitan a formas de pensar de actividad orientada a las soluciones. Linda Worbin, que trabajó en el proyecto de almohadas interactivas, sostiene que la solución de problemas no debe ser el único factor que impulsa la inventiva, ya que así se limitarían las posibilidades de creación. “Si yo sé qué resolver, no puedo proponer ideas nuevas.”

Sabrina Figliuoli Camargo 200413968

Diseños deportivos con materiales sintéticos más finos que la seda

Diseños deportivos con materiales sintéticos más finos que la seda
Hoy en día, las telas 'inteligentes' y los diseños deportivos, entre otros beneficios, ajustan colores, tallas, estados de ánimo y temperatura. Combaten el estrés e inducen al sueño,...

Por Carlos Hidalgo


Luis Guerra, presidente de la Asociación de artesanos, especializado en confección de trajes deportivos.
En la industria del vestido, la ropa deportiva está abriendo un nuevo mercado en la moda gracias a la tecnología, fibras biométricas, textiles inteligentes que integran redes de área personal, biotecnología y nanotecnología (microelectrónica). Es decir, una época digital o computarizada que posee sensores que captan la información para decidir la activación o no de cada función: temperatura, luminosidad, absorción de sudor, control de peso, pulso y ritmo cardíaco.
La ultramicrofibra (la microfibra es 60 veces más fina que un cabello y la ultra es la tercera parte de la microfibra) se compone de materiales sintéticos más finos que la seda y, a diferencia de las fibras sintéticas derivadas del plástico, son más brillantes, suaves, flexibles, cómodas y ligeras. También son conductoras de electricidad, por lo que este tipo de vestido resulta impermeable y resistente al lavado y secado.
El Japón, por ejemplo, exporta a Londres ropa deportiva confeccionada con fibras recubiertas con titanio, que aparentemente relajan los músculos y reducen los calambres.
Algunos fabricantes están diseñando trajes para esquiar que incorporan receptores GPS, así como sistemas de alarma; camisas con teléfonos móviles integrados; biquinis con minireproductores de audio y ropa interior con vigilancia fisiológica o médica remota. Los bebés, soldados, astronautas y ancianos serán quienes reciban los mayores beneficios de esta tecnología.
Y eso es lo que se notará por las calles de Alemania, país sede del Mundial de Fútbol 2006, cuando miles de almas griten y se deleiten con las jugadas de la 'Tri' que se desplazará en pleno verano europeo.


El Ecuador, con su pobre economía tercermundista, no ha descuidado la tendencia actual y se podría decir que está al día en materia de diseño, confección y bordado de uniformes deportivos que favorecen, por ejemplo, la evacuación del sudor.
Lo que en buen romance significa que la nación se adapta a cualquier medio, pero no cuenta con las suficientes herramientas (maquinarias) para procesar trajes deportivos a mayor velocidad. Es decir, un artesano -con la ayuda de 25 obreros- puede elaborar 25 uniformes deportivos en 48 horas, mientras una máquina sofisticada (americana o japonesa) lo hace en 60 minutos.
Esto lo corrobora el empresario de la firma Stampar Sports, Luis Guerra Gudiño, de 50 años de edad y presidente de la Asociación de Artesanos del Ecuador, gremio que reúne a más de 2 millones de profesionales del área de la costura, peluquería, artesanía, panadería, entre otros.
El ecuatoriano, especializado en el corte y confección de trajes deportivos, por más de 15 años, hace un alto en sus labores para comentar: "El mercado nacional y extranjero está inundado de una variedad rica en telas, colores y tejidos".
Las firmas Ditex, Politex y Tricotosa distribuyen telas que llevan el nombre de jugadores de fútbol, entre ellos René Higuita, Ulises de la Cruz, David Beckham, Álex Aguinaga y Garrincha (Manuel Francisco Dos Santos). También hay nombres de equipos de fútbol como LDU, El Nacional, Boca Juniors y Necaxa.
Pero la novedad es la tela sintética con el logo del Mundial Alemania 2006, que se comercializa desde el año pasado. "Las telas responden a la piel del deportista. La contextura permite la circulación, respiración y que el poro arroje el sudor con facilidad, por espacios microscópicos".


Las obreras demuestran su habilidad para confeccionar las prendas que se venden en varios centros comerciales
A su criterio, el estilo que se puso de moda en el país es el uso de prendas deportivas más delgadas, cómodas y livianas para beneficio del atleta. No obstante, los modelos más vendidos son los europeos. ¿Por qué? La ciencia y la tecnología se manifiestan en torneos locales e internacionales que despiertan el interés de todos.
Entonces, el trabajo artesanal se mueve como por arte de magia. Y actúan las grandes marcas deportivas (Adidas, Reebok, Nike, Puma, Umbro, etc.) que presentan un abanico de diseños para que los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes escojan la indumentaria adecuada más accesorios y calzado inteligentes.
La diseñadora Tatiana Torres expresa que en el mercado textil hay variedad de productos que se someten a investigación. Tal es el caso de las prendas 'inteligentes' de los militares de los EEUU, que pueden curar las heridas de los soldados, nutrirlos, hidratarlos, darles medicamentos y transmitir los datos de su condición física a un centro de operaciones. "Esta ropa es más ligera y podría repararse por sí misma. Incluso, modificaría su color para camuflarse y cambiaría de forma según la temperatura".
En septiembre de 2001, la firma Dockers lanzó al mercado internacional su mobile pant, confeccionado en una mezcla de algodón con teflón, que permite llevar el celular en los bolsillos ocultos, dejando libres los tradicionales.
La marca Nike integra reproductores mp3 y otros componentes digitales a la ropa deportiva, así como un reloj-teléfono de las empresas Motorola y Swatch. La tienda inglesa Marks and Spencer se encuentra en la etapa de desarrollo de un chip (think tank) que se incorpora al vestuario, transformando las prendas en ropa que habla. Así, un chaleco podría decirle al usuario con qué color de camisa puede combinarse o cuáles son los cuidados de lavado. "Sería una locura comprar esos modelos. Me conformo con la ropa deportiva clásica, con diseños coloridos nada sofisticados", indica el jugador de Barcelona Fricson George, quien cada mes compra su ropa en locales del norte de Guayaquil.
Michael Arroyo, volante de Emelec, prefiere los calentadores y llamativos diseños. "La tecnología no tiene límites en otras partes. Solo falta que hagan zapatos que caminen solos", dice mientras sostiene una camiseta de la 'Tri', confeccionada por Marathon Sports, que compite en el mercado negro con prendas de otras partes. El modelo 'pirata' está elaborado con tela y pintura de mala calidad que en cuatro lavadas pierde su consistencia. Por eso, Arroyo se pregunta qué detalles se toman en cuenta para diseñar 'la piel del país'.
Y es que en el Perú se vende cada metro de tela deportiva a $0,60 y $0,80. Con estos precios el país ha podido cubrir la demanda de los consumidores y vender camisetas con un costo de producción que va desde los $4,50.
Guerra y Torres coinciden en que cada empresa guardan detalles técnicos del proceso de confección, pero son profesionales capacitados quienes se encargan de procesar los modelos deportivos, dicen.

Sabrina Figliuoli Camargo 200413968

http://www.hoy.com.ec/temas/temas2005/rumboalmundial/capitulo14.htm

Vestiduras automotrices

Vestiduras Automotrices, Lo Último En Innovación Para Vehículos
2006.05.18
Los techos interiores de la mayoría de los vehículos de hoy en día parecen más cabinas de aviones que de autos o camiones. Pantallas colgantes de video, Sistemas parlantes de rastreo GPS, aire acondicionado en la parte posterior y sistemas de techos corredizos contra el sol se han convertido en algo común para los fabricantes de vehículos mientras que se continúa añadiendo más accesorios a su ya compleja plataforma.
Con tanta atención puesta en el techo del interior del vehículo, es natural que los textiles que rodean estos dispositivos tengan alta tecnología. De hecho, una nueva generación de textiles de alto rendimiento ha sido creada para los contornos, cada vez más complejos, de los sistemas de techos de automóviles, ofreciendo funcionalidad y estética.
"Hasta hace cinco o seis años, los textiles utilizados en las vestiduras de vehículos habían sido los mismos por más de veinte años," dijo Jeff Michel, director de negocios de textiles automotrices en Glen Raven, Inc., una de las compañías de textiles que está capitalizando en la creciente atención de sistemas para techos. "El estándar que se puede recordar por más tiempo era un textil de vestidura llamado "piel de rata". Su nombre lo dice todo."
Iniciando finales de los noventa, las principales compañías de autos comenzaron a explorar con nuevas opciones de textiles en vestiduras de vehículos. Fueron guiados por la necesidad de un nuevo proveedor de vestiduras a causa de muchos años de carencia de innovación y por la conmoción que tuvo lugar en la Industria textil desafiada por la exportación. Los fabricantes de autos también buscaban un textil más flexible y atractivo para complementar el hardware que se estaba instalando en el techo de los autos nuevos.
"La Inspiración del diseño era Europea," Michel dijo. "Vehículos que vienen de Alemania, como el Audi A6, con una imagen más deportiva y técnica, y este diseño condujo a un nuevo pensamiento en toda la Industria Automotriz."
Glen Raven, quien había estado involucrado por mucho tiempo con textiles técnicos y de alto rendimiento a través de su marca de textiles Sunbrella, fue invitado a participar en una conferencia de proveedores de textiles para vestiduras convocada por una de las principales compañías automotrices. Mientras Glen Raven estaba activa, por muchos años, en el ámbito automotriz, con los textiles Sunbrella como la opción líder en tops convertibles, la compañía tuvo que integrar un nuevo equipo de Investigación y Desarrollo para alcanzar los retos de crear un nuevo textil de vestiduras.
"Todos los participantes en la conferencia de proveedores comenzaron desde cero en este campo" dijo Michel. "Los requerimientos de elasticidad y recuperación en estos sistemas de techos, demasiado contorsionados, fueron extenuantes, sin mencionar resistencia a la abrasión, fijación y estándares de igualado de color. Trabajamos por más de dos años hasta que creamos el textil adecuado y nos alienamos con un laminador y un proveedor de sistemas de restiradores de techos.
El textil de vestiduras de Glen Raven es una construcción de tejido plano que se elabora de diferente manera para atender los requerimientos individuales, de flexibilidad, resistencia a la abrasión, elasticidad, contracción y estándares de igualado de color del fabricante de autos. Así como los contornos de los sistemas de techos se han tornado más complejos, también la demanda de textiles de vestiduras.
"Hemos proporcionado un producto cada vez más flexible para cumplir con las demandas de los contornos de los sistemas superiores," dijo Michel. "Nuestro personal de diseño y tecnología trabaja con cada elemento de la cadena de proveedores, incluyendo el OEM (fabricante del equipo original), ajustador y laminador. Uno de los secretos de nuestro éxito es la habilidad que tenemos para entender y cumplir las necesidades de todos en términos de apariencia y rendimiento. También hemos tenido éxito ya que hemos demostrado ser un proveedor confiable y fiscalmente seguro ubicado en los Estados Unidos."
Glen Raven inició la fabricación del nuevo textil de vestiduras hace cuatro años en su planta de Carolina del Norte y actualmente se presenta casi en 20 vehículos. La compañía, ha inaugurado oficinas de atención y desarrollo en la zona de Detroit, tiene proyectado alcanzar del 20 al 25 por ciento de participación de mercado para finales del 2006.
"Estamos trabajando continuamente en perfeccionar y actualizar el rendimiento y el diseño de nuestros textiles," dijo Michel. "Cada temporada, le proporcionamos al cliente un producto mejor, mientras que atendemos las necesidades de cambios de color y de techos con líneas cada vez más contorsionadas. Este proyecto demuestra las oportunidades que continúan existiendo para las innovaciones en la Industria Textil.

Sabrina Figliuoli Camargo 200413968

lunes, septiembre 18, 2006

El reciclaje de los residuos textiles

El reciclaje de los residuos textiles evita que éstos se acumulen en los vertederos, además de darles un nuevo aprovechamiento a sus materiales

Se calcula que el consumo anual de textil por persona en países del primer mundo es de entre 7 y 10 kg por lo que se pude calcular que los residuos de este material oscilan en las mismas proporciones, esto sin contar la cantidad de residuo de este tipo que genera la industria del sector textil y de confección. En el municipio de Madrid los residuos textiles representan aproximadamente el 2% en peso de los residuos urbanos generados.

Los residuos textiles de estas industrias pueden ser utilizados para la elaboración de nuevas materias primas. Para ello se necesita clasificar por tipos de fibras para posteriormente desmontar las piezas y volver a hilar. Los nuevos hilados pueden ser usados por el sector de la confección para la fabricación de piezas nuevas.

Las fibras recuperadas y recicladas también pueden ser utilizados en la fabricación de acolchados de muebles y colchones, rellenos aislantes, soportes para alfombras, filtros, etc.

El reciclaje de los residuos textiles evita que éstos se acumulen en los vertederos, además de dar continuidad al ciclo de vida del producto. Sin embargo, con las nuevas costumbres de consumo y moda la mejor opción para la ropa de la que nos deshacemos y que está en buen estado, es siempre la reutilización.

Esta ropa que muchas veces es tratada como basura, puede ser reutilizada, siempre y cuando haya separado selectivamente por los ciudadanos, por ello los que quieran deshacerse de ropa y otros textiles del hogar que estén en buen estado, pueden donarlos o bien depositarlos en los contenedores específicos de ropa usada que hay instalados en la vía pública o llevarlo a los Puntos Limpios de su municipio.

Muchas entidades sin ánimo de lucro se dedican a la recogida de ropa usada, que después de pasar por un proceso de manipulación, son entregadas a grupos necesitados ó comercializadas en mercadillos como ropa de segunda mano o vendidas como trapos de limpieza.

La actividad que llevan a cabo las organizaciones de recuperación y reciclaje de textiles proporciona ventajas tanto de carácter social como ambiental, además de la creación de puestos de trabajo para colectivos con dificultades para insertarse en la vida social y laboral.

http://www.fida.es:8001/fida/VisNot?id=bfbbd6b2f6662b87d1144f927ffc87a

en esta pagina se muestran varias formas de reuso de los residuos

xiomara martinez

Los sistemas para el aprovechamiento de residuos textiles y voluminosos
Los residuos textiles (ropas y calzados) cuentan con un nivel de aprovechamiento considerable gracias a las recogidas selectivas, mediante presentación de los mismos en los portales de las viviendas, organizadas por industriales recuperadores para su clasificación y posterior destino a los mercados de países africanos fundamentalmente; una parte, cada vez menor, de los textiles recuperados se destina a la fabricación de útiles de limpieza ("Coton" o rizos de hilachas y trapo de limpieza, siendo la marina mercante el mayor comprador; una parte aún menor se destina a otros usos: fabricación de borras y trabajos artesanales (jarapas, traperas...). Las recogidas selectivas de estos residuos por parte municipal son prácticamente inexistentes, a diferencia de otros países, si exceptuamos las realizadas por grupos del tipo "Traperos de Emaús" mediante convenio con ayuntamientos.
Los residuos de gran volumen: electrodomésticos, muebles, material de oficina, son objeto de recuperación en escasos municipios, si bien en varios de los que se efectúa esta recogida selectiva se obtienen altos rendimientos en términos económicos, ecológicos y sociales. En estos casos, los servicios de recogida corren a cargo de colectivos con marcado carácter de integración social que obtienen ingresos procedentes de la venta de los objetos recuperados -venta directa con o sin reparación previa, desguace y aprovechamiento para reciclaje de los materiales- y en algunos casos también en concepto de servicio de recogida de basuras por el ayuntamiento correspondiente. Estos colectivos o "empresas sociales marginales" constituyen una oportunidad extraordinaria para aprovechar la rica y eficiente -aunque carente de organización, adecuación técnica y dignidad laboral- tradición recuperadora -traperos, chatarreros, chamarileros- y adecuarla a las necesidades actuales con un contenido social elevado y digno (generación de empleo estable). Actualmente se está en trámite de constitución de una Federación de 38 empresas sociales marginales dedicadas a la recuperación que proporcionan empleo estable a cerca de mil personas. Sólo seis de ellas (Traperos de Emaús de Pamplona, Fundación Engrunes de Barcelona, R que R de Albacete, Recikleta de Basauri, Traperos de Emaús de Bilbao y Fundación Deixalles de Mallorca) recuperan más de veinte millones de kilogramos de residuos, de los cuales se reciclan actualmente más del 80%.
La dependencia exterior de residuos, el paro estructural en sectores marginales con tendencia a procurarse ganancias a través de otros comercios ilícitos y socialmente perjudiciales, y la necesidad de elaborar un sistema de recogida selectiva que sea eficiente y poco costoso monetariamente nos debe obligar a considerar la necesidad de ir integrando a los aún numerosos grupos y personas que aún actúan libre y desorganizadamente en esta actividad de recuperación, dentro de los planes integrales de gestión de residuos tanto de ámbito municipal como autonómico y estatal. Como ejemplo significativo y no único, cabe citar que tan sólo las aproximadamente cincuenta familias gitanas que habitan uno de los poblados marginales de Madrid capital, recuperan más chatarra metálica (férrica y no férrica) que todas las instalaciones mecánicas municipales de Madrid de recuperación de materiales de las basuras (planta de recuperación y compostaje de 700 Tn/día de capacidad, complejo TIR-Madrid de 1.200 Tn/día y separador magnético de 850 TN/día). En conjunto la recuperación de chatarras metálicas que obtienen las familias gitanas de los siete poblados marginales que existen en Madrid capital es probablemente superior a la obtenida por todos los sistemas públicos (ayuntamientos, comunidades autónomas y administración central) existentes en España (plantas de recuperación y compostaje, separación magnética, centros de aportación voluntaria :"deixallerias, puntos limpios, centros de recuperación y reciclaje, ecoparques,... y sistemas de recogida selectiva en origen); España importa anualmente más de cuatro millones de Tn de chatarras férricas, frente a una capacidad de recuperación que no alcanza el millón y medio de Tn.

Objetivos para una gestión sostenible de los residuos sólidos urbanos
Actualmente, y al margen de un posible cambio como el señalado anteriormente, se deben tener por objetivos mínimos los siguientes:

Prevención.
El primer objetivo de la prevención es de índole extramunicipal en gran parte, y consiste en el fomento de la mayor durabilidad posible de los objetos. Aumentar la calidad ampliando y prolongando el "período de garantía" ("Certificado de garantía"que sólo se da en un reducido n. de bienes de consumo); facilitar y garantizar, igualmente, la reparabilidad posterior, extendiendo el "certificado de garantía" a los objetos reparados; fomentar el desarrollo de intercambios y mercados de "segunda mano"(prensa, correo electrónico, radio, televisión, rastros por barrios tipo "Traperos de Emaús" de Pamplona, "bolsa de subproductos industriales", desarrollada por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio,...). Respecto a los productos envasados, fomento de las ventas a granel (existe ya amplia experiencia en varios países europeos) y normalización de envases penalizando los de escasa capacidad. Por último establecer una serie de penalizaciones (e incluso prohibiciones) para productos desechables (un sólo uso) y materiales de difícil o nulo aprovechamiento posterior. Respecto a los productos y materiales peligrosos, evitarlos tanto durante la fabricación, como durante la distribución y el consumo, difundiendo y favoreciendo el uso y consumo de otros equivalentes y carentes de peligro, circunstancia que ya es posible en la mayoría de los casos.

Reutilización.

En el campo de los Rsu la utilización de envases y embalajes retornables y reutilizables, tanto de transporte como de compra, en los productos de consumo, debe ser el primer objetivo (Alemania ha reducido en un millón de Tn los residuos de envases y embalajes entre 1991 y 1994 como consecuencia de la nueva legislación); de forma urgente se deberá detener la degradación de nuestro actual sistema de envases retornables para relleno, adecuándolo técnica (sobre todo mediante la normalización de envases por capacidades y contenidos) y económicamente a las necesidades actuales y establecer penalizaciones para los envases no rellenables cuando éstos puedan ser sustituidos por los anteriores. Se debería actuar, regulando legalmente e incentivando con mecanismos variados (económicos, logísticos...), el mercado de piezas de automóviles y electrodomésticos, al igual que el de otros objetos recuperados, terreno en el que se confluye con la prevención que ya ha sido señalada.

Reciclaje.
También de carácter extramunicipal, es preciso una normativa que fomente el diseño de los objetos para su posterior desgüace y reciclaje, así como su fabricación a partir de los materiales recuperados de los RSU mediante recogidas selectivas que garanticen la calidad de los mismos. Es necesario desarrollar los sistemas de presentación por separado de los RSU por parte de los ciudadanos para su posterior recogida selectiva, en función siempre de la capacidad posterior de aprovechamiento de los mismos, pero contemplando siempre la integración de los circuitos ya existentes de recuperación y reciclaje locales; se deberá cuidar siempre el "balance ecológico" o "ecobalance" de todo el proceso, corrigiendo, si es necesario, los déficits ambientales que puedan darse en muchas actividades tradicionales. Los sistemas de recogida selectiva deben dar prioridad -por razones ambientales antes que monetarias- a las recogidas selectivas de RSU peligrosos (cualquiera que vaya a ser el destino posterior de los RSU exige esta retirada) y de residuos orgánicos fermentables. En la producción de compost se debe dar prioridad a la calidad estable y garantizada del producto, única garantía de comercialización y de beneficio ecológico para el suelo, y su aplicación agrícola, forestal u ornamental debe ser lo más local y experimentada previamente posible.


http://habitat.aq.upm.es/cs/p3/a014.html

xiomara martinez

domingo, septiembre 17, 2006

textiles y ecodise�o

textiles y ecodise�o

1. Cuestiones Medioambientales

Existe una preocupación creciente acerca de la cantidad de desechos producidos por las industrias textil y de confección. El reciclaje siempre ha formado parte de la industria y en los últimos 10 años aproximadamente se han creado muchos tejidos a partir de las telas de desecho. Esto se ha conseguido mediante fabricación tradicional o retales de material nuevas técnicas de laminado, no tejido o enfieltrado. Además la necesidad de teñir tela final puede ser eliminada mediante una cuidadosa selección de color de las fibras de desecho utilizadas.

Para algunos el poliéster es uno de los tejidos mas verdes del mercado ya que se puede fundir y reutilizar una y otra vez, y algunas industrias están produciendo con buenos resultados fibras de poliéster a partir del reciclaje de botellas de plástico de bebidas. El poliéster es un material extremadamente versátil y se halla disponible en una amplia gama de grosores. Utilizando diversos sistemas de acabado, su utilización seguirá creciendo. Muchos diseñadores innovadores ya están aprovechando sus propiedades térmicas, que permiten dar forma, textura y relieve al tejido mediante la aplicación del color.

WELLS, Kate. Teñido y estampación de tejidos. Acanto, 1993.

“la evolución de las telas estampadas”

tesis

Aca hay unas tesis que se encuentran en la biblioteca general, son tesis de diseño textil de la universidad. Esto nos puede servir para ubicarnos un poco.


688.8072 L166 MF
Diseño de material textil para empacar rosas de exportación
La Rotta Forero, Lina María
contenido:Amplio desarrollo de materiales a partir de muchas fibras (experimentación)




677.028 A914 DC
Desarrollo de estructuras en tejidos de caña flecha
Ayala García, Camilo
contenido:Otras aplicaciones al tejido de caña flecha



617.30028 J591 MF
Diseño de correctores y relajadores de postura desde el diseño textil
Joyce Otero, Nicolás Alejandro









677.54 G559 MF
Empleo de la fibra de piña en el campo textil
González Aguilar, Marcela
contenido:Pasando desde la extracción de la fibra, pasando por la coloración hasta llegar a un tejido





746.0454 M835
Posibilidades del fique en la industria de la confección
Mugnier Quijano, Ivonne Lucette





Desarrollo textil para brassieres de lactancia

González Pachón, Anamaría

contenido:Comprende aspectos como elaboración textil y acabados aplicados a la prenda

¿PORQUE LA MODA ES ANTIECOLÓGICA?

Linealidad contra el reciclaje. Los sistemas productivos asociados al sistema de la moda son lineales, dependen de manera continua y sistemática de la aportación en recursos externos, mientras que los biológicos son circulares, es decir, están basados en el reciclaje continuo y sistemático de los materiales que s encuentran en el interior d el mismo sistema.

Obsolescencia contra supervivencia. Los productos están sometidos a la leyes de obsolescencia programada, con lo que su vida útil se haya manipulada por los intereses económicos; en cambio, los organismos tienden a vivir el tiempo mas largo posible a través de una tenaz lucha por sobrevivir.

Efímero contra permanencia. El presente solo nos interesa en tanto que condiciona provisionalidad, como algo que esta concebido, para ser desplazado hacia el pasado, un sentido del tiempo en el que este tiende a catapultarse hacia atrás apenas instaurado el ahora; en la naturaleza, se produce, a pesar de la complejidad de la realidad, que implica una interacción entre todo lo existente, una especie de insistencia en que las cosas que son sigan siéndolo.

Cambio por si mismo contra evolución. El sistema de la moda impulsa la noción de que el cambio se justifica a si mismo, mientras que la naturaleza funciona de manera evolutiva, es decir, los cambios se producen a través del proceso continuo de adaptación al medio. El cambio nunca es un fin por si mismo.

Derroche frente a ahorro. La moda fomente el derroche y la hiperdisponibilidad, mientras que los seres vivos tienden a extraer las máximas posibilidades de los recursos y de la energía. El derroche no es compatible con las durísimas restricciones que impón el medio ni con la competencia entre especies e individuos dentro de los ecosistemas.

Individualismo frente a sentido colectivo. Mientras que el sistema de la moda se basa en la multificación y la exaltación de la individualidad, la mayoría de las especies de mayor complejidad biológica funcionan como un organismo, es decir, trascendiendo la individualidad a partir de un sentido cooperativo (sencillamente, por que ello aumenta las posibilidades de sobrevivir).

Seducción contra funcionalidad. Con frecuencia y ello es muy evidente en el sector de la indumentaria la lógica de la seducción impone soluciones manifiestamente antifuncionales; en la naturaleza, el fenómeno de la seducción no puede disociarse de funcionalidad, ya que ello repercutiría negativamente en la adaptación al medio y en las posibilidades de supervivencia.

Diseño ecológico, Joaquim Viñolas Marlet.

EL SISTEMA DE LA MODA

"La moda es la columna vertebral de la sociedad de consumo"
Jean Baudrillard
El fenómeno de la moda va indisociablemente unido al fenómeno del consumismo. El filosofo Gilles Lipoveetsky, en su obra el imperio de lo efímero, realiza un profundo estudio de lo que llama “el sistema de la moda”, adentrándose en sus primeras manifestaciones como mecanismo cultural en el que se encuentran implicados factores psicológicos y sociales, estéticos y simbólicos, económicos y tecnológicos. Según este autor la moda aparece a partir del siglo XIV y, concretamente, en los países más ricos de la cultura de Occidente; en contra de lo que parece, no es consustancial a la dimensión social del ser humano ni es algo que haya existido siempre.

La vida del ser humano se a desarrollado durante miles de años sin el culto a la novedad y a lo efímero, lo que no implica necesariamente ausencia de cambios ni falta de curiosidad por lo nuevo. A lo largo de casi toda la historia, a prevalecido un sentido implícito de intemporalidad basado en el culto ala pasado, que constituye un todo a conservar, respetar y venerar, que s extiende y continua en el presente y tiende a prolongarse hacia el futuro. La cultura de la herencia, los sistemas de valores, las tradiciones, ritos, costumbres y creencias, o la repetición de modelos anteriores, eran aspectos que formaban parte de un patrimonio que se transmitía históricamente. La sociedades primitivas no buscaban el cambio por el cambio, eran eminentemente conservadoras y defendían un sentido del tiempo cíclico y evolutivo.

Polymers and Packaging

Choice of material is a key element in design. Plastics have enjoyed success because of the range of properties they offer the designer: lightness, durability, design flexibility, good impact resistance, and heat, corrosion and electrical resistance.While plastics account for only 4% of all commercially extracted oil and natural gas, questions have been raised about the substitution of materials made from more sustainable sources. One option has been the production of plastics using bacteria and plants.Very small quantities of such plastics are being produced. Some of these are biodegradable: they will break down on disposal. However, these 'bioplastics' have their own environmental impacts. The energy required to produce a kg of biodegradable plastic from genetically-modified corn is 300% greater than that required to make a kg of polyethylene, derived from natural gas. Such figures point to the need for caution in claiming that such products would reduce the use of fossil fuels.Life Cycle Assessment techniques enable analysis of the energy and emissions impacts when different materials are used to produce equivalent products or packs. Plastics products often compare favourably to alternatives in such analyses due to the strength and lightweight nature of many polymers.

Tomado de : http://www.demi.org.uk

The role of the designer


The scale of resource and environmental impact reduction (between 15 and 100 percent) which Friends of the Earth suggests is necessary is also supported by other authors. Ehrlich and Ehrlich (1990) for example, consider environmental impact to be dependent on a number of factors, among them population size and environmental efficiency of current technologies. They argue that in order to maintain environmental impacts at their current level, the desired size of impact reduction over the next forty years, a period in which world population is set to double, is predicted to lie between a factor of four and a factor of 20. In essence it states that in order to contain pollution levels as consumption increases, the environmental impact of products and services will have to be reduced by up to 95 percent, or to one twentieth of today's level.The concept of 'factor 20 reductions', while initiated by population experts Paul and Anne Ehrlich has since been adapted, most notably by Ezio Manzini (1994) and more recently by the popular text Factor Four (von Weizs„cker, Lovins and Lovins, 1998), to illustrate the enormity of the task ahead of the design professions. The environmental benefit, in terms of factor 'x' impact reduction, which various design for sustainability approaches have the potential to deliver has been much discussed. Brezet (1997, p22) suggests that ecodesign, through incremental improvement to processes and products, can bring reductions in impact of up to a factor of four - see diagram. In order to achieve factor 20 reductions in impact, he argues that a radical re-conceptualisation of both demand and supply is necessary. This will involve a switch away from product optimisation to functional innovation, mirrored by a shift in focus from the product to the system level, so allowing the broader inefficiencies, inherent to the system of production itself, to be addressed.

Ehrlich, P. and Ehrlich, A. (1990), The Population Explosion, London: Hutchinson.Von Weizs„cker, Lovins, A.B. and Lovins, L.H. (1997), Factor Four: Doubling Wealth, Halving Resource Use, London: Earthscan.Manzini, E. (1994), Design, environment

Tomado de : http://www.demi.org.uk

BioThinking for Product Design


Designers are purveyors of elegance, style and functionality. But much of this elegance is only skin deep.
A few designers and discerning consumers are starting to look beyond pure surface, recognising that while an award-winning chair for example may look beautiful, can it really represent the pinnacle of mankind's genius if it is made using polluting methods or by exploiting workers?
Governments, communities and industry are all working to prevent pollution and overconsumption from ruining the planet and the natural resources we all rely on like oceans and forests. To support this, there is an urgent need to make all industrial products and processes 'sustainable' good for people, profits and the planet.
As you will see on this site, a handful of enlightened manufacturers are starting to take sustainability seriously. Small numbers of new products are becoming available that have a 'total beauty' about them their total life history, from the cradle of raw materials production to their end of life has been designed to minimise environmental and social impact.
But if you go into most shops that stock "designer" products you will not find any good examples of environmental performance. There may be a few minimalist items made of nice-looking wood and steel, but these are not as green as they look, as they have hidden impacts like intensive forestry, toxic leather tanning, open cast mining, and so on. There will also be lots of chrome and brightly coloured plastics, materials widely known to be bad for the environment.
In fact, the world is so fundamentally wrong when it comes to product design that it's hard to comprehend. For every eco-designed product like the e.light, there are ten thousand products that have no environmental improvement whatsoever. Of course, most manufacturers eventually comply with the few laws that cover environment, taking the lead out of paint or make their packaging more recyclable. But this is only the tip of the iceberg of what needs to be done.
My work with BioThinking aims to address that. I wanted to develop a quick way of assessing how good a product is for people and the environment. And I wanted to find out what the top ten most common and effective ways of making a product more sustainable are.
This is not just about the obvious things like recycled paper or electric cars. I was looking for a way to make it easy for people to design or redesign ANY product and make it better, from barbecues and binoculars to suitcases and swimming goggles, and even the most obscure products like
fake Austin Power's teeth.
Nobody challenges these products. No customers are demanding better versions in terms of environmental performance. They simply haven't thought about it and the price and user performance are acceptable. And why should they? It's not the consumer's job to chase up manufacturers and make sure they don't mess up the planet.
It's up to designers and product managers to redefine how products work and how they are made. There is an urgent need to redesign all products now. Sustainability can only be achieved through better design.
Environmental and social issues are complex and can seem hard to get to grips with. The approaches on these pages build on the lessons learnt through many years' experience and hundreds of product innovations in order to make the challenge of sustainable design more approachable.
Many of the examples presented here may seem unusual or radical. But what seems radical today will be mainstream tomorrow. Becoming 100% sustainable is not only possible, it can be achieved within a few decades. By reading the material on this website you will be taking the first steps towards becoming a sustainability-literate designer. Good luck!
Tomado de:
http://www.biothinking.com/pd.htm

Herramientas para medir el impacto ambiental del desarrollo de productos

Si se esta involucrado con el desarrollo de productos, es necesario tener en cuenta el impacto que puede causar todo su ciclo de vida, para poder comprender un poco su efecto sobre el medio ambiente existen herramientas que pueden Mostar si ese desarrollo es sostenible y es una solución ambiental. En esta página encontraran esas herramientas, como programas y literatura sobre el tema.http://www.pre.nl.

DEFINICIÓN

Dentro de los artículos que leí, saque ésta información sobre eco diseño que me parece permite crear una idea concreta sobre que es y para que se esta desarrollando en el mundo:

"Eco-design (often called ‘design for environment’ in the United States) refers to the systematic incorporation of environmental factors into product design and development, is a rather new phenomenon, and is still in the diffusion stage.

There are physical limits to the energy and material efficiency that can be reached when a product with a specific, fixed design is manufactured. In addition, in many countries process emissions have diminished such that (often diffuse) emissions from the use stage of products are now becoming dominant.

Experience shows that where incremental improvements of existing products may lead to some 25–50 % reduction in environmental pressure per consumption unit, with redesign or functional innovation.

Environmental product design or eco-design does not require a radically different approach to product development. Rather, it demands that environmental aspects be taken into account in the various elements that influence design decisions (Cramer et al. 1994).

In a strict sense, eco-design activities are often related to actual product design, a process with a rather large operational component. Various tools and procedures can be used here. Examples include manuals with environmental design rules and checklists with desirable/less desirable materials/components, databases and software that enable a quick evaluation of the environmental life-cycle performance of a specific design, books with examples, etc.

Silvia Lleras

Eco materiales




"The approaches of materials technology to improve the environment cannot be generalized from one viewpoint. They can be divided into three categories based on the relation between a material’s properties and its role in improving the environment:

A. Functional materials for environmental protection; Materials properties are optimized to improve each environmental problem.

B. Materials supporting low-emission systems; Materials properties are needed to support environmentally benign systems.

C. Materials of strategic substitution for an environment friendly social system; Materials are used for a given property but society demands that they have lower environmental burden.


Materials should be characterized by 1) lower environmental loading, 2) flexibility in production, 3) long life and the possibility of progressive maintenance. These aspects should be maintained throughout the life cycle of the material via a proper life-cycle design.


Development of various types of ecomaterials

The development of Ecomaterials can take three approaches corresponding to the way each type of material is to be used. They are classified into four categories from a technological viewpoint; 1) harmful substance-free type, 2)low environmental profile type including materials from recycled resources and from natural resources, 3) recyclable materials and 4) materials for efficient energy flow.

These approaches have been expanding the area of environmentally benign materials from the stage of “end of pipe” or “mouth of” to the total stages of the life cycle, namely “smart” pipe."

La información anterior, la tomé de un articulo sobre ecomateriales que hizo el National research institute for Materials Science and TechnologyAgency, y me parecio importante resaltar lo anteriormente citado, porque da una base para empezar a investigar más a fonde el tema de eco materiales enfocado al diseño ,y de cómo éstos se pueden utilizar de una manera sostenible de diferentes maneras, ya sea porel material en si mismo o por características que lo hacen eficiente en términos ecológicos.

Silvia Lleras

viernes, septiembre 15, 2006

plan tematico

plan temtico

indice tematico

indice tematico

indice tematico

miércoles, septiembre 13, 2006

textiles y ecodise�o

Tomado de Agrobio.org, descargado el dia 14 de Septiembre del 2006 de http://www.agrobio.org/bioactualidad.php?id=84, por Diana Alayon Tarquino.

Este es otro articulo que habla de la aplicacion de nuevas fibras naturales a la confeccion. Esto ha sido posible gracias a los cultivos MG (manipulados geneticamente)sobre los cuales se especula mucho pero se sabe poco, la gente siempre habla de lo malo de estos alimentos sin ningun fundamento, en cambio, desconocen sus bondades. Prendas con alma verde.


Prendas de Versace hechas con maíz GM



En un anticipo de lo que podría ser la moda del futuro, estilizadas modelos con prendas de diseñadores como Oscar de la Renta, Versace y Ralph Laurent, se deslizan por la pasarela, con prendas hechas de maíz genéticamente modificado.



El escenario es una conferencia de biotecnología en Toronto y los vestidos están confeccionados con una nueva fibra llamada Ingeo, la cual es producida en gran medida con maíz GM.



De esta manera, la biotecnología comienza a desempeñar un importante papel en la industria de la moda, teniendo en cuenta las preocupaciones de sus clientes sobre la ecología y la dependencia del petróleo extranjero empleado para producir fibras sintéticas como poliéster y nailon para la ropa.



El algodón sigue siendo la fibra natural más popular, en el mundo se siembran 9.8 millones de hectáreas de algodón GM; existiendo un 50% de probabilidades de que la ropa fabricada con este material sea genéticamente modificado.



El 24% del maíz que se siembra en el mundo es GM, a lo cual la empresa de Nebraska que convierte maíz en fibras Ingeo, admite que no separa el cultivo modificado genéticamente del cultivo convencional que llega a la fábrica.



En cuanto a las fibras obtenidas con estos materiales el director de investigación de Linda Loudermilk Inc., Martín Dudziak, confeccionista que produce prendas de ropa con Ingeo, aseguró, "Creemos que tienen un futuro tremendo, especialmente porque el mundo del consumidor empieza a darse cuenta de que tiene sentido emplear algunos de estos materiales diferentes como alternativa a la energía y a las telas".



A principios del año próximo, Linda Loudermilk empezará a vender cinco prendas diferentes, incluyendo jeans y chaquetas de Ingeo.



Muchas otras empresas de confección planean seguir el ejemplo, ya que, dependiendo de su uso final, la fibra genética podría lucir como algodón o poliéster y no alteraría el producto final. Incluso, hay planes de desarrollar, para el mercado estadounidense, pañales desechables que se biodegradan rápidamente basados en el maíz y de esta manera reducir el volumen de estos en los vertederos. Los pañales hechos de Ingeo ya se venden en Italia y España.



Con la introducción del Ingeo a las prendas de vestir, la industria prevé un futuro promisorio de más de 181.000 millones de dólares en ganancias.

textiles y ecodise�o

Junio 16 de 2006

Prueba y error en el ecodiseño
POR VANESSA O’CONNELL / THE WALL STREET JOURNAL

Este articulo me parecio interesante porque es una muestra de lo dificil que es encontrar la manera o mejor los materiales con los cuales fabricar productos diseñados con una conciencia ambiental, como lo que nos paso en Desarrollo de Producto Sostenible.



Las casas de moda lidian con los problemas de las fibras naturales

EN SU ESTUDIO de diseño de Los Ángeles, Hellen Yuan le dio a la costurera la blusa que acababa de crear para que la planchara y
esperó ansiosa el resultado.

Cuando recogió la prenda unos minutos más tarde, Yuan se sorprendió al ver que su elegante creación, hecha de un inusual tejido de fibra de maíz llamado Ingeo, se había estropeado. “Había un gran agujero con la forma de la plancha en todo el frente de la camisa”, dice Yuan, diseñadora para la firma Loudermilk Inc.

Ingeo es uno de los tejidos ecológicos que Loudermilk está utilizando para sus jeans, medias veladas y suéteres en su colección de primavera de 2007. Para que los tejidos no se fundan, Yuan ahora piensa que tendrá que cambiar las costuras de la blusa, de modo que la prenda no tenga que plancharse nunca.

Para la industria de la moda no es fácil ser ecológico. Diseñadores desde Katharine Hamnett y Stella McCartney a Eileen Fisher y Rogan Gregory están comercializando algodón sin insecticidas ni pesticidas en su ropa. Cadenas minoristas como Nordstrom Inc.
y Wal-Mart Stores Inc. también lo usan en sus marcas privadas.

Giorgio Armani, quien ya vende pantalones cortos y suéteres de cáñamo, lanzó esta primavera una camisa tejida con fibra de maíz.

La etiqueta de la camisa dice: “Ecológicamente responsable y técnicamente avanzada. Derivada 100% de materias primas renovables y completamente biodegradable”.

Pero tal y como descubrió Yuan, algunos nuevos tejidos naturales,
como la fibra de maíz, no pueden sobrevivir a las planchas calientes.

Otros como el que se hace a partir del bambú, no soportan bien la
abrasión y pueden ceder. La fibra de banana funciona bien para sombreros pero produce picazón cuando se usa en la ropa.

Deborah Milner, diseñadora londinense, tiene una subvención de Aveda, filial de Estée Lauder Cos., para producir una línea de vestidos de alta costura ecológicos. La pieza central de su colección, la cual se presentará en el salón de alta costura
de Roma durante el verano italiano, es un vestido de novia de “encaje” de US$14.700, hecho con cristales Swarovski y 100 bolsas de plástico recicladas y fundidas. Pero Milner descubrió
que no podía coser el encaje de plástico sin crear pequeños agujeros indeseados en el vestido. Su solución fue montar el encaje sobre una red, de modo que permanezca unido, al menos de momento.

Cuando Linda Loudermilk comenzó hace dos años a trabajar con un tejido de bambú completamente natural, creó un par de camisas prototipo para probarlas. Una se desintegró en la lavadora.

“Digamos que ese tejido en concreto que encontramos se ...hmm, hace pedazos”. Además, una camisa de bambú, colgada de una percha por la noche, cedió hasta convertirse en un vestido a la mañana siguiente.

Tras agregar algodón o lana orgánicos al tejido y cambiar la manera de tejerlo, las prendas ofrecieron una durabilidad mejor, dice. A pesar de las complicaciones, los tejidos ecológicos se están abriendo camino.

El algodón orgánico está más disponible y es de mejor calidad que a principios de los 90. Las grandes fabricantes lo usan y se espera que Levi Strauss & Co. anuncie la próxima semana que comenzará a fabricar jeans Levi’s con algodón orgánico y otros
materiales respetuosos con el medio ambiente, como metal reciclado y botones de maderas naturales.

El polar fabricado con tapas de botella de plástico reciclados es de uso generalizado. Y los fabricantes de ropa con frecuencia usan Tencel, un tejido artificial fabricado a partir de la celulosa que se encuentra en la pulpa de la madera. El Tencel se usa en todo tipo de prendas, desde vestidos a pijamas.

Sin embargo, muchos diseñadores dicen que aún hay mucho por hacer. Hamnett, la diseñadora londinense, desechó el bambú porque se necesitan productos químicos para descomponer la pulpa y convertirla en fibra. “Hemos examinado todos los materiales sostenibles y hemos descubierto que fracasan, con la excepción del algodón orgánico”, afirma.

Incluso éste presenta desventajas. Debido a que el suministro
de algodón orgánico es escaso, Hamnett tuvo que buscar por todas partes para encontrar suficiente tejido de alta calidad
para lanzar su línea primavera/ verano 2007. Los diseñadores tienen que lidiar con el hecho de que la ropa completamente fabricada en algodón puede ceder, perder la forma y tardar mucho en secarse. Por eso, con frecuencia agregan tejidos sintéticos
como la Lycra para acelerar el tiempo de secado y mantener la forma. Pero esto, según puristas como Hamnett, anula por completo la causa.

Sin embargo, incluso ella descubrió que tenía que agregar tejido elástico a la ropa interior y los pantalones para hacer ejercicio.

“Estamos intentando usar la menor cantidad posible”, asegura. El prelavado del algodón orgánico también viene cargado de peligros medioambientales. Para ablandar la tela de los jeans y darle un aspecto usado, los diseñadores tienen que someterla a una gran cantidad de productos químicos, o usar piedra pómez, una roca volcánica que se extrae de las minas, práctica que algunos consideran inaceptable desde el punto de vista ecológico.

De modo que a Howies, fabricante británica de jeans, se le ocurrió una alternativa: utilizar pelotas de golf en el ciclo de lavado. Pero no creaban suficiente fricción, dice David Hieatt, cofundador de Howies. Finalmente Howies encontró una compañía alemana que fabrica una pelota de goma llamada “Eco-Ball” (algo así como Ecopelota).

Las Eco-Balls ahora le dan a la tela de jeans de Howies el aspecto de “un lavado a la piedra muy ligero”, explica Melanie Farmer, gerente de producción de Howies, y permite a la compañía presumir de que sus jeans están “lavados con eco-ball para adquirir suavidad”.

tomado de PORTAFOLIO.com.co,descargado el 14 de Septiembre del 2006 por Diana Alayon Tarquino.